Artrosis Lumbar

De forma general, se podría definir la Artrosis Lumbar como la degeneración de la columna vertebral que puede causar pérdida de la función o estructura (deformidad) de dos o más vértebras de cualquier segmento vertebral.
No existe una correlación entre las alteraciones anatómicas y los síntomas clínicos, es decir que las imágenes de las radiografía o Resonancia Magnetica pueden ser muy llamativas y el dolor puede ser leve y al contrario.
La espondiloartrosis es posiblemente un proceso natural que aumenta en incidencia y en grado concomitantemente con la edad, por lo que es dudoso que pueda considerarse una entidad patológica, sino más bien, como la historia natural del proceso degenerativo de la columna vertebral de un animal bípedo y erecto, como es el ser humano.
Artrosis lumbar

Posibles Causas

La edad es la causa fundamental de la artrosis de la columna vertebral, pero la localización y el grado son muy variables de un individuo a otro.
Ejemplos de la frecuencia de espondiloartrosis y sus complicaciones:

  • Aproximadamente el 84% de varones y el 74% de mujeres tienen osteofitos vertebrales, mas frecuentemente en T9-T10 y L3.
  • La artrosis lumbar afecta al 27-37% de la población. Su incidencia se incrementa con la edad: desde el 3% en menores de 30 años al 80% en mayores de 40.
El inicio del proceso degenerativo de la columna vertebral comienza en el disco intervertebral y en las articulaciones interapofisarias posteriores.
Conforme el proceso de degeneración discal progresa se va perdiendo la elasticidad que le caracteriza, produciéndose poco a poco pérdida de altura discal. Este “pinzamiento” discal, junto con los fenómenos artrósicos y subluxación de las facetas y el abombamiento e hipertrofia de los ligamentos, hace que se vaya produciendo poco a poco un cambio en la relación anatómica entre las vertebras. El cuerpo vertebral y las articulaciones posteriores se deforman (espondilosis). Ante este proceso degenerativo, el propio organismo inicia un intento de estabilización, se forman los llamados “osteofitos”, que son una especie de “puentes” de hueso entre vertebra y vertebra.
Al final de este proceso degenerativo y osteoproductivo puede originarse una rigidez completa del segmento vertebral. La tradución de este proceso es la falta de movilidad de la columna lumbar. Esta rigidez puede acompañarse de dolor o no.
Artrosis lumbar

Síntomas

La clínica de la artrosis es muy variable y, como hemos dicho previamenete, no siempre hay relación entre los síntomas y la gravedad del cuadro degenerativo demostrado mediante radiografías o estudios de imágenes.
Los síntomas asociados a la artrosis lumbar son: Dolor, Contractura muscular y Pérdida de movilidad (Rigidez) de los segmentos afectados. Es muy característico el dolor y la rigidez matutina al inclinarse al lavabo para lavarse o afeitarse.
En la región lumbar, el dolor suele acompañarse de rigidez de comienzo, aumenta con el ejercicio y disminuye con el reposo. Si la artrosis lumbar afecta a las facetas articulares puede dar lugar al llamado síndrome facetario. En estos casos el dolor puede irradiarse hacia los lados, la cresta iliaca, el glúteo y cara posterior de muslo.
Estos síntomas (dolor y rigidez) suelen ser leves y responder bien al tratamiento. Si se produce un dolor importante acompañado de contracturas e irradiación hacia las piernas u otra sintomatología neurológica, hay que pensar que se está produciendo una complicación dentro del contexto de la espondiloartrosis.
POSIBLES COMPLICACIONES

  • Dolor radicular o hacia la extremidad inferior
    Habitualmente es de evolución lenta y aparición tras la actividad. Este tipo de dolor  puede ser la expresión clínica de una compresión radicular progresiva, que se produce en las zonas de salido de las raíces. Este síntoma clínico es lo que se conoce como “PINZAMIENTO”.
  • Claudicación neurógena
    En los casos muy evolucionados de artrosis lumbar, en los que el proceso degenerativo ha “estrechado” el canal lumbar, el paciente puede presentar dolor, pérdida de fuerza, hormigueos y adormecimiento de las piernas. En estos casos hay que pensar que la artrosis ha producido un estrechamiento del canal lumbar (Ir al tema ESTENOSIS DE CANAL LUMBAR).

El diagnóstico

En principio, el diagnóstico de espondiloartrosis es radiológico y se establece cuando hay una disminución del espacio discal y osteofitos en la radiografía.
El estudio con T.A.C. nos proporciona magnificas imágenes sobre las lesiones óseas e informa del tamaño del canal raquieo.
La ventaja de la R.N.M. sobre la T.A.C. es que nos facilita el estudio de los tejidos blandos: proceso y grado de degeneración discal y el estado de las raíces y ligamentos. Actualmente es el estudio de elección en los casos de espondiloartrosis, PERO SÓLO DEBE INDICARSE si se presentan complicaciones.
Artrosis lumbar
Artrosis lumbar