Estenosis de canal lumbar

La estenosis de canal lumbar se define como el estrechamiento estructural del canal raquídeo, de los recesos laterales o de los agujeros de conjunción en la zona lumbar.
Pero, para establecer el diagnóstico de la enfermedad de estenosis de canal, se debe cumplir un doble postulado: la presencia del síndrome clínico y la confirmación mediante imágenes de un canal lumbar estrecho, ya que el 20% de los mayores de 60 años tienen canal estrecho pero no produce síntomas.
Estenosis de canal lumbar

Posibles Causas

El proceso degenerativo de la columna lumbar comienza en los discos intervertebrales y en las articulaciones posteriores. Este “pinzamiento” discal, la artrosis de las articulares posteriores, junto con el “abombamiento” del disco y de los ligamentos, hace que se vaya produciendo poco a poco un cambio en la relación anatómica entre las vertebras, provocando un progresivo estrechamiento del canal raquídeo.
En ocasiones se produce un desplazamiento de un cuerpo vertebral sobre otro (espondilolistesis degenerativa), que determina un mayor estrechamiento del canal lumbar.
De forma fisiológica existe un intento de estabilización mediante la formación de osteofitos en el cuerpo vertebral y en las articulaciones posteriores. La presencia de osteofitos y el aumento de tamaño de las facetas articulares, produce un mayor estrechamiento del canal lumbar.
Todo este proceso se produce con mayor frecuencia en el espacio L4-L5, aunque en ocasiones la estenosis del canal lumbar es “multinivel”.
Estenosis de canal lumbar

Síntomas

Una vez desencadenado el síndrome clínico de estenosis de canal, el curso es lentamente progresivo en la mayoría de los casos. Un 10-20% empeora de forma importante cada año y un 10-20% mejora sustancialmente con tratamiento conservador. Los síntomas de la estenosis lumbar son los siguientes:
Dolor lumbar
Es el síntoma más común de la estenosis lumbar, puede referirse solo a la zona lumbar o bien irradiado en mayor o menor medida hacia glúteos y cara posterior de los muslos. El comienzo del dolor, la duración y la evolución es muy variable. En la mayoría de los casos, el paciente ha sido diagnosticado previamente de artrosis lumbar.
El dolor radicular
Es producido por la compresión (“pinzamiento”) de una raíz en el canal lateral o en la salida por el agujero de conjunción entre dos vertebras.
Claudicación neurógena.
La claudicación neurógena se define por la presencia de dolor, parestesias (adormecimientos) o síntomas motores (pérdida de fuerzas) en las piernas que se producen al caminar o al permanecer de pie. Estos síntomas se atenúan o desaparecen con el reposo, sentándose y flexionando la columna lumbar o, simplemente, apoyando la columna lumbar contra la pared. Si esta sintomatología es progresiva, la distancia que es capaz de caminar el paciente (perímetro de marcha) o el tiempo que es capaz de permanecer de pie cada vez son menores.

En los casos mas graves, los pacientes refieren alteraciones urinarias (incontinencia y retención) y sexuales (impotencia o erección mantenida).

¿Porqué se produce el dolor en las piernas en la estenosis de canal?
Se cree que la compresión de las raíces nerviosos por hueso y tejidos blandos provoca menor aporte sanguíneo y un peor drenaje venoso produciéndose un estancamiento de líquido (edema) que aumenta la presión en las zonas de estenosis. Esta presión hace que la disminución del “riego” de las raíces. En el momento en que es necesario mayor aporte sanguíneo a estos nervios raquídeos (caminar o permanecer de pié), no pueden responder y dejan de “trasmitir el impulso nervioso” hacia las piernas. Este problema se manifiesta en forma de dolor, adormecimiento y falta de fuerza en una o las dos extremidades inferiores, que puede provocar una caída.

El diagnóstico

La clínica puede orientar el diagnóstico de sospecha de estenosis de canal lumbar, pero es fundamental la confirmación diagnóstica mediante imágenes.
La radiología mostrará imágenes de artrosis lumbar, escolisis (deformidad) o deslizamiento de una vertebra sobre otra (espondilolistesis).
El T.A.C. (Topografía Axial Computerizada) permite un buen estudio del componente óseo, pero no para el estudio de las partes blandas (discos y raíces), por lo que ha sido desplazada por la RNM.
Actualmente la RNM (Resonancia Nuclear Magnética) es la exploración de elección para el estudio de la estenosis de canal. Sin embargo, la valoración de la RNM en pacientes mayores de 60 años debe ser precavida y relacionarla con la sintomatología clínica porque los falsos positivos son frecuentes, como hemos explicado en la introducción.
Estenosis de canal lumbar
Estenosis de canal lumbar