¿Cómo aliviar el dolor
del síndrome miofascial?

El apoyo psicológico y el tratamiento de rehabilitación son fundamentales. Se utilizan distintas terapias físicas tales como calor-frío, acupuntura, ultrasonidos, ejercicios de estiramiento, rayos infrarrojos, masajes, manipulación muscular, técnicas de relajación, punción seca y TENS.
Síndrome miofascial

Tratamiento “individualizado y multidimensional”

El tipo de tratamiento depende de la intensidad y duración del dolor. El tratamiento se divide en no farmacológico y farmacológico.
La aplicación de sprays refrigerantes de cloruro de etilo sobre los puntos gatillo unido al estiramiento progresivo del músculo afectado suele producir alivio, al igual se ha demostrado que la punción seca es eficaz para el alivio del dolor a corto plazo y este efecto se basa en la inactivación de los puntos gatillo por el estímulo mecánico directo, el cual inhibe el circuito medular de dolor y respuesta local de sacudida.
Igual de eficaz es la realización de bloqueos miofasciales e interfasciales con anestésico local y corticoide depot y la inyección de toxina botulínica en el espesor del músculo Contracturado.
Síndrome miofascial